Otro episodio más del culebrón Bergantiños-Sevilla FC

La sede del partido de Copa del Rey entre el Bergantiños y el Sevilla se ha convertido en un culebrón. El equipo de Caraballo, ante la negativa del la Federación Española de jugar en As Eiroas, pidió al Deportivo disputar el encuentro, el 18 de diciembre a las 18 horas, en Riazor. El club blanquiazul denegó la solicitud alegando que dañaría en exceso el estado del césped. Esto fue el pasado sábado. Pues en las últimas horas la situación ha dado un nuevo giro. La Federación también dijo no a la opción de jugar en el Sánchez Pizjuán y se puso en contacto con el Dépor para que rectificase y ofreciese Riazor. El Dépor accede y, ahora sí, no pone inconveniente en abrir su estadio.

Ver Noticia

Deja un comentario