El trile táctico de Andrés Blázquez

La situación de inestabilidad accionarial actual del Sevilla tiene muchísimos culpables. Pero el ejecutivo de Aranda de Duero es el primero con su giro estratégico y el que está sacando trapos sucios al explicar en una entrevista a Marca el porqué de su cambio, presentando un plan estratégico: hacer crecer al club, «profesionalizarlo» –como si ya no lo estuviese–, duplicar sus ingresos ordinarios, levantar un estadio nuevo… Él mismo apoyó con su voto a favor la remuneración y el reparto de dividendos que ahora sitúa en el foco de la crítica. Es el trile táctico de un consejero que llegó al Sevilla como cabeza visible de los americanos, en 2018, y que tras el pacto de gobernabilidad entre Castro y Del Nido en noviembre de 2019 parece haber olvidado todo lo que firmó y pactó él mismo en aquel ajetreadísimo mes. Ahora que ha roto el pacto con Castro por su supuesta «traición», se muestra contrario a que el Sevilla deje de repartir dividendos.

Ver Noticia