El Sevilla tenía apalabrado un delantero por las salidas de Munir y De Jong

Monchi tenía apalabrado un delantero ante las más que probables salidas de Munir y De Jong. El holandés llevaba negociando con el PSV desde hacía varios días, pero fue el propio delantero quien declinó la opción. Ante la llamada del Barça, el delantero no pudo decir que no.

Por otro lado, Munir tenía también preparada su cesión al Alavés, Getafe o Feyenoord. Por ello, Monchi ya tenía apalabrado un delantero, que no era Seferovic, ya que los dos arietes iban a salir.

La opción del Barça volvió a acelerar todo, pero ya era demasiado tarde para ese delantero apalabrado. Se intentó con Seferovic, pero no se dieron las condiciones económicas. Así que se decidió que Munir fuera el tercer delantero y no saliera de Nervión.