El rey de reyes de los despachos

¿Cuál es el secreto para hacer un Sevilla como el que conocemos? «Hemos hecho algo distinto pero no tengo ni idea de qué es. Le dedico muchas horas, como hacen todos los directores deportivos. El secreto del Sevilla es que somos muy buenos gestores del día a día; nos preocupamos mucho de la persona. El Sevilla se ha hecho grande aunque no ha perdido el componente familiar». A pesar de los éxitos, Monchi sabe que «el fútbol no tiene pasado, por eso me obsesiono con pensar en lo siguiente», al tiempo que ha aprendido a vivir con las críticas y los elogios. «Al principio, me paraba a analizarlo pero he aprendido a convivir con eso. En la Roma -cuando en el coche camino del estadio escuchaba Carnaval-, sin la familia y en un ambiente desconocido, aprendí actitudes que ahora me sirven». Todo eso antes de volver a jurar amor eterno al Sevilla. «Y eso que no tenía previsto volver por una oferta de Inglaterra, donde estuve viviendo seis meses. Al Sevilla no podía decirle ‘no’. Fue un sí para siempre».

Ver Noticia