El problema de la reaparición de Isco

Isco Alarcón sigue entrenando a buen ritmo y todo hace indicar que Julen Lopetegui podrá tirar de él, para el partido de este viernes ante el Valladolid.

El jugador ha trabajado durante el fin de semana a doble sesión, para estar a la altura de sus compañeros y aguantar el ritmo de la competición.

El problema puede estar en que no es lo mismo trabajar con un entrenador personal, que los cambios y giros que tiene un partido de competición.

Por ello, no sería extraño que el técnico sevillista le fuera dando entrada paulatinamente, para evitar casos como los de Suso o Martial, que intentaron entrar en la dinámica de los encuentros y sufrieron lesiones musculares, debido a la larga inactividad que tenían.