El plan de Lopetegui se quedó sin dinamita

Lopetegui colocó por primera vez a Suso como falso ‘9’, una especie de referencia para un Sevilla que no pudo jugar fútbol directo -ni con De Jong es aconsejable para este adversario-, sino que avanzaba por las bandas y era Suso, quien se alejaba de los centrales, para controlar, girarse y buscar un aliado. Ocampos entraba por la banda que más le gusta, la derecha, mientras En-Nesyri se alejó de la portería para cubrir la izquierda. En ningún momento dio verdadera sensación de peligro el Sevilla, pese a gozar de dos oportunidades. La defensa de seis que colocó Simeone para los ataques posicionales imposibilitó que el conjunto nervionense, quien monopolizaba la pelota, pudiese castigar la figura de Oblak.

Ver Noticia