El movimiento de Isco que condiciona su nuevo club

Isco es uno de los agentes libres más apetecibles del próximo mercado de verano. El jugador ha sido vinculado con equipos italianos, así como el Sevilla y el Betis.

El último movimiento del jugador ha sido cambiar de representante, pasando de su padre al superagente Jorge Mendes. Con ello intentará llegar a más clubes que participan en Champions, dado los contactos que maneja el representante portugués.



Con Lopetegui como su máximo valedor, todo dependerá de las cantidades económicas que solicite Isco, para que finalmente pueda llegar a Nervión. Lo que si está descartado es su marcha al eterno rival, en las cifras que aparecieron hace unas semanas, con dos temporadas más una opcional a cambio de 10 millones de euros por año.