Dos semanas para su reivindicación

Vaclík, otrora héroe del Sevilla –cabe recordar aquel Sevilla-Madrid que jugó tras pasar la noche en un hospital por el accidente doméstico de su hija–, afronta al menos dos semanas en las que el Sevilla va a afrontar partidos de altísima exigencia. De entrada, el equipo de Lopetegui tiene en su mano la clasificación para los octavos de la Champions. Bono, cuyo primer positivo fue el jueves, estará como mínimo fuera hasta el jueves 3 de diciembre. Es decir, podría estar disponible una vez que pase la preceptiva cuarentena para el Sevilla-Real Madrid del 5 de diciembre. O sea, ya podría estar disponible para el Rennes-Sevilla del 8 de diciembre. Pero antes, el Sevilla debe visitar al Krasnodar y al Huesca y recibir al Chelsea.

Ver Noticia