Dos renovaciones cerradas y cuatro pendientes

En este parón provocado por las selecciones y a la espera de la Junta de Accionistas que dilucide el futuro del club, el Sevilla sigue trabajando para amarrar parte de la columna vertebral del equipo. Así, en Orgullo de Nervión aseguran que las renovaciones de Ocampos y Diego Carlos son una realidad a la espera de confirmación oficial. Ambos amplían su vinculación por un año más hasta 2025 y sus cláusulas suben a 80 y 85 millones respectivamente.

Además en el club están estudiando otras ampliaciones o renovaciones de jugadores fundamentales. Son los casos de Joan Jordán, Fernando, En-Nesyri y Bono.

El catalán tiene contrato hasta 2023 y la intención del club es ampliar un año más con subidas de cláusula y sueldo, según la citada información. Para Fernando todo está a la espera de la decisión del brasileño de si quiere continuar o volver a su país, ya que sólo le queda este año.

Con En-Nesyri todo está bien atado ya que su contrato es hasta 2025 y su cláusula de 80 millones. Mientras que con Bono, lo que se espera es una mejora sustancial de salario, acorde con sus actuaciones, ya que venía con un contrato muy bajo del Girona.