Dos meses sin jugar

La llegada de Marko Dmitrovic se esperaba para dar un salto de calidad a la portería del Sevilla. Sin embargo, el serbio sólo ha podido jugar el primer partido de Liga y por enfermedad de Bono. Desde entonces tanto en la competición regular como en Champions, Lopetegui ha confiado en el marroquí.

Además, se da la circunstancia de que en su país tampoco goza de la confianza del técnico, por lo que el portero lleva dos meses sin jugar un partido oficial.

En el Sevilla siguen teniendo su confianza intacta, y recuerdan que cuando llegue enero Bono se irá un mes con su selección, por lo que tendrá su momento, al igual de si en Copa Julen le da también minutos.