Crónica: Desconcierto, resiliencia, En Nesyri y agonía en Nervión

Como si de una película de superhéroes se tratara, el Sevilla se puso la capa y sacó sus superpoderes para remontar y ganar un partido en el que todo lo que pudo salirle mal, le salió. Pero la fe del equipo de Lopetegui es inquebrantable, la confianza en sus posibilidades no tiene límites y los tres puntos logrados ante el Krasnodar son de los que forjan el carácter de los equipos grandes. El inicio del partido fue un calco del inicio del Sevilla-Rennes. Es decir, dominio total del conjunto local que se empeñó en fallar una ocasión tras otra. Incluso hubo un penalti señalado por Felix Byrch que rectificó tras acudir al monitor del VAR. Un gran tiro de Ocampos, un remate de Jordán desde el área pequeña que se fue arriba inexplicablemente… y el guion de la película cambió.

Ver Noticia