Crónica: Como ganan los grandes (1-3)

Así, hace mucho, ganan los grandes; los equipos que están arriba, con tardes y noches complicadas, encuentran en el acierto y en el empeño final los premios que para otros parecen imposibles. El Sevilla, que se puso muy pronto con el marcador en contra, se rehízo y remontó en la segunda parte con los goles de De Jong, Munir y Rakitic. En otras ocasiones, este partido el Sevilla lo hubiera perdido. Pero ahora, con confianza y con un equipo tan trabajado, al cuadro nervionense le bastó con minutos de gloria para superar los malos tiempos en Carranza. Porque también los hubo, sobre todo, en una primera parte en la que faltó algo de tensión. Mención especial merece en este arranque liguero el juego de Navas, siempre dispuesto a levantar a quien lo necesita. Hoy lo hizo de nuevo.

Ver Noticia