Con los deberes hechos y el granero repleto de puntos

La posición que ocupa el equipo de Julen Lopetegui en la tabla clasificatoria de la Liga Santander lo convierte en un privilegiado que puede asistir al devenir de los acontecimientos con la seguridad de que lo que tiene ganado no se lo va a quitar nadie. La tercera posición que ocupa por méritos propios el equipo nervionense le hace cumplir de lleno sus objetivos, pues tendría acceso a la próxima edición de la Champions League si se respetasen las posiciones actuales. El propio entrenador vasco, en su acertada reflexión del pasado lunes en los medios oficiales del club, ya dejó caer que lo más justo si se diera por concluida la actual Liga sería que al Sevilla le correspondiera por derecho propio una de las plazas de Champions, “ya que se han disputado tres cuartas partes del campeonato”, puntualizó. Si la competición volviera a disputarse en los meses de junio y también julio, igualmente la posición del equipo blanco es ventajosa, pues está claro que a todos los equipos les costaría arrancar y, ante ello, los de Lopetegui tendrían una ventaja que para sí quisieran otros.

Ver Noticia