Con la mente nublada y las ideas ausentes

Las ideas de Míchel siguen escasas de valor cuando las situaciones toman caminos distintos al deseado. Su planteamiento se topó con un gol en contra que cambió las perspectivas y obligó a buscar tácticas creativas que nunca existieron.

Esta vez no bastó tirar de corazón ni aprovechar los resquicios del adversario. El argumento del duelo demandó alternativas y Míchel nunca las encontró.

Ver Noticia

Deja un comentario