Cómo André Silva pasó de crack a tomadura de pelo

En el Sevilla están que trinan con André Silva (23 años). El portugués, llamado a ser la estrella del equipo, se ha quedado a mitad de camino y parece que se le quitaron las ganas de arrancar. Tras un inicio espectacular y una primera vuelta esperanzadora, de repente le llegaron las nubes negras y su rendimiento bajó a velocidad de vértigo. Ya sabe que no va a seguir en Nervión y, tras el diagnóstico de una lesión en el tendón rotuliano, el jugador lleva casi dos meses sin participar. Dice que la rodilla “le duele” y sigue en el gimnasio, sin pisar el césped. En el Sevilla existe malestar con el jugador y su entorno (el agente Jorge Mendes). Ya hablan de tomadura de pelo. Todo parece indicar que es una forma de actuar de Jorge Mendes.

Ver Noticia

Deja un comentario