A prueba la gestión de Lopetegui y el fondo de plantilla

El Sevilla, excepto sus internacionales, disfruta este fin de semana del último receso de relax antes de afrontar un durísimo maratón. Una vez que el sábado 21 el equipo nervionense vuelva a la competición iniciará la fase dura del calendario por cúmulo de partidos, en una temporada en la que no habrá parón de Navidad. LaLiga debe fijar los horarios para las vísperas de Nochebuena y Nochevieja, que caen entre semana, dejando libre únicamente el fin de semana posterior al día de Navidad. Todo lo demás son fechas y más fechas en las que se van solapando competiciones: cuando termine la fase de grupos de la Liga de Campeones, comenzará la Copa del Rey. Y el Sevilla ni siquiera podrá disfrutar de uno de las escasas semanas sin partido en medio, la segunda de enero, al tener que jugar el partido aplazado en el Wanda Metropolitano con el Atlético. Es más, aún debe buscar un hueco para el otro aplazado, el Sevilla-Elche en el Ramón Sánchez-Pizjuán. El calendario se presenta de tal modo que el Sevilla tiene 20 partidos de Liga entre noviembre y marzo.

Ver Noticia